Porción Semanal de la Torah: Bamidbar


Shalom desde Israel!

Comenzamos un nuevo libro de la Torah esta semana, lo que siempre es emocionante (5 veces al año) y como decimos en la sinagoga cuando terminamos un libro - "Fuerza fuerza - ayúdanos a ser fuertes!". Les deseo a todos fuerza y alegría!

En la porción de la Torah de esta semana, se habla sobre los hijos de Moises y Aharon: "Ahora estas son las generaciones de Aharon y Moisés el día que el Señor habló a Moisés en el Monte de Sinai (Números 3:1)

Pero... La Torah sólo menciona a los hijos de Aharon y no a los de Moisés

"Y estos son los nombres de los hijos de Aharon: Nadav, el primogénito y Abihu, Eleazar e Itamar" (Números 3:2)

Qué pasó con los hijos de Moisés y por qué la Torah se refiere a los hijos de Aharon como si fueran también de Moisés?

Para responder a la segunda pregunta, rabinos en el talmud dicen que cuando uno enseña Torah a los hijos de otra persona, es como si ellos fueran tus propios hijos. Es hermoso que uno debe ver a sus estudiantes como si fueran nuestros hijos. Incluso si ellos no tienen nuestra genética, estos niños son nuestra responsabilidad a tal punto que uno de los grandes sabios judíos en la edad media escribió que igual que debemos enseñar a nuestros hijos, así mismo tenemos la obligación de enseñar a los hijos de otros. Este es el recipiente secreto de la familia judía - se pone a la educación por encima de todo. Una vez pregunté a mi socio de negocios cómo toda su familia era religiosa, incluyendo muchos rabinos. El me dijo que en su familia, la matriarca de la familia 4 generaciones atrás en el este de Europa, solía caminar con sus hijos 5 kilómetros para llegar a su colegio, esperarlos a que terminen sus clases y caminar de vuelta con ellos. La historia de la familia dice que su devoción por la educación se transmitió de una generación a otra. A menudo la educación de la Torah es el legado de la madre - "y no olvides las enseñanzas de tu madre" (Proverbios 1:8). Por lo que vemos que los hijos de Aharon son también los de Moisés, porque el les enseñó.

Y qué pasa respecto a los hijos del propio Moisés? El Talmud dice que ellos no eran grandes alumnos de Torah y no están mencionados al mismo nivel que sus primos. A veces intentamos salvar el mundo pero olvidamos a nuestros propios hijos. Muchas grandes líderes mundiales que hicieron cosas increíbles para los humanos, olvidaron a su propia descendencia. Moisés que enseñó a cientos de millones y cambió el mundo para siempre tenía menos tiempo para enfocarse en sus propios hijos.

Ver a un niño como nuestra responsabilidad es importante, pero al mismo tiempo debemos estar pendientes de nuestros propios hijos y dedicarle el tiempo. Ese será nuestro enfoque esta semana - disfruten del tiempo precioso con sus hijos.


Featured Posts
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2016 Página creada por Las Huellas del Cielo